En la última década, las tecnologías de seguridad privada han sacado mejoras en las videocámaras, colocando en el mercado equipos que transmiten imágenes de alta definición a receptores portátiles como tablets y teléfonos celulares. Estas transmisiones en directo garantizan un monitoreo de la propiedad o área asegurada, las 24 horas del día, prácticamente desde cualquier lugar.  La importancia en la instalación y programación de estos equipos radica en que pueden transmitir en total oscuridad, así como también con mal clima.

Si bien es cierto que los sistemas CCTV (circuitos cerrados de televisión) son la mejor tecnología que existe para una vigilancia perimetral en una propiedad, la colocación estratégica de las cámaras, así como su alcance de cobertura es directamente proporcional a la seguridad y posibles protocolos de reacción, en caso necesario. Por supuesto que es necesario tomar en cuenta algunas consideraciones antes de su instalación, tanto en exteriores como en interiores.  

A continuación, mencionaremos algunas:

  • Instalar las cámaras en lugares estratégicos para cubrir la mayor área posible
  • Tener el control absoluto y discrecional de los centros de monitoreo, contraseñas y accesos en dispositivos móviles
  • Evitar la instalación de cámaras a contraluz o de frente al paso del sol (exteriores)
  • Colocar protecciones encima de las cámaras exteriores para evitar su deterioro con el mal clima

Si quieres conocer más de este tema, envíanos un correo electrónico: proteccionyvanguardiadelacosta@gmail.com